MALTRATO Y ABUSO SEXUAL DE MENORES

Es muy doloroso para una madre o un padre sospechar y/o descubrir que su hijo o hijas es víctima de abuso sexual. El abuso sexual puede ser cometido por un familiar cercano o lejano, por un vecino, por otro niño que sea mayor en edad que la víctima, o por cualquier otra persona. Lo cierto es que el impacto emocional que sufre el padre o madre que descubre que esto está sucediendo es brutal. Quien sospecha que está ocurriendo o ha ocurrido el abuso sexual tiene varias alternativas:

  • puede presentar un caso criminal contra el alegado agresor sexual. Esto se hace en la fiscalía o a través de la Policía de Puerto Rico; y/ó
  • puede acudir al Departamento de la Familia y presentar un caso

 

A veces el abuso sexual lo comete el padre o madre del menor, a veces la pareja de uno de ellos, en otras ocasiones son los hijos del nuevo matrimonio. Es estos casos, quien sospecha del abuso tiene, además, una tercera alternativa: acudir al Tribunal para que éste determine si priva de la custodia al presunto agresor sexual, si limita la forma y manera en que se relaciona con el menor, o cualquier otro asunto. Lo más importante es recordar en estos casos que la parte que sospecha del abuso sexual NO PUDE, sin la intervención del Tribunal, privar al presunto agresor de relacionarse con sus hijos o hijas, aunque sean las víctimas del abuso. Tiene que pedir el auxilio del Tribunal.

 

 

En nuestra oficina, tenemos amplia experiencia en este tipo de casos y contamos con el equipo profesional y humano para atenderlo con sensibilidad, respeto y profesionalismo. Podemos brindarte orientación sobre los trámites a realizarse en el Tribunal. Además, ofrecemos representación legal en estos casos. Contáctanos para una cita.

CONTÁCTENOS PARA UNA CITA

Puede enviarnos un email para coordinar una cita para Orientación Inicial a su conveniencia.

CONTÁCTENOS